miércoles, 15 de enero de 2014

Asociaciones de traducción

ACETT: Ace-Traductores

Algo de historia:

ACE Traductores se constituyó en 1983 con el fin primordial de defender los intereses y derechos jurídicos, patrimoniales o de cualquier otro tipo de los traductores de libros.
Asimismo, entre sus objetivos siempre se ha contado la promoción de todas aquellas actividades e iniciativas que pudieran contribuir a la mejora de la situación social y profesional de los traductores, al debate y la reflexión sobre la traducción y al reconocimiento de la importancia cultural de la figura del traductor.
ACE Traductores surgió además con el propósito de agrupar a los traductores de libros en el seno de una asociación de escritores para dejar así patente el carácter de autores de estos profesionales.
De su actividad a lo largo de casi 30 años de andadura, hay que destacar su participación en la creación de los marcos legales, inexistentes en el momento de su fundación, que regulan la actividad profesional del traductor. La Ley de Propiedad Intelectual reconoce la autoría del traductor. Éste cede la explotación de su obra temporalmente a las editoriales mediante un contrato y nunca pierde la propiedad de la traducción.
En la actualidad, ACE Traductores cuenta con casi 600 socios.

Objetivos:
  • Velar por el cumplimiento de la Ley de Propiedad Intelectual.
  • Defender los modelos de contrato pactados con la Federación de Gremios de Editores de España.
  • Perseverar en la búsqueda de medios para que se haga efectiva una modificación del régimen de la seguridad social para autónomos.
  • Consolidar la comisión arbitral paritaria (de acuerdo a lo que establece la Ley  de Propiedad Intelectual y al compromiso asumido con otros grupos como el Gremio de Editores y diversas editoriales).
  • Prestar especial atención al desarrollo y afianzamiento de los vínculos con otras asociaciones de traductores para crear un marco más amplio de acción.
  • Establecer una relación institucional con la RAE para llevar a su conciencia la oportunidad y justicia de contar con los traductores tanto entre sus miembros como en sus comisiones y delegaciones.
  • Mantener unas relaciones fluidas con la Federación de Gremios de Editores de España.

Por qué asociarse:

Participación: todos los socios de ACE Traductores tienen derecho de sufragio y a ser elegibles para todos los cargos directivos de la asociación según los procedimientos establecidos en los Estatutos.

Asesoría jurídica, fiscal y laboral: los socios pueden solicitar información y asesoramiento sobre asuntos relacionados con la profesión a cualquiera de los dos bufetes de abogados (en Madrid y Barcelona) cuyos servicios tiene contratados ACE Traductores para cuestiones de derechos y contratos, así como problemas tributarios, de la Seguridad Social, pensiones, jubilaciones u otras prestaciones sociales. Los presocios también pueden disfrutar de los servicios del bufete de Madrid.

Censo de traductores: la página web cuenta con un censo en el que pueden aparecer todos los socios que lo deseen.  Puesto que la página es de libre acceso y puede consultarla cualquier editor, este censo informático hace las veces de bolsa de trabajo.

Lista de distribución: ACE Traductores cuenta con una lista de distribución por Internet para miembros de la sección y de la presección. Su principal objetivo es el intercambio de comunicación sobre traducción, así como la resolución de dudas y consultas.

Correo electrónico: todos los socios que lo soliciten reciben una dirección de correo electrónico en los dominios acett.org.

Zona restringida para socios: los socios pueden acceder a una zona de la página web donde aparecen las memorias anuales de ACE Traductores, actas de las asambleas y demás información reservada a los socios.

Actividades: todos los socios y presocios gozan de un trato preferente en lo que concierne a su participación en las actividades en las que la asociación esté implicada y de descuentos en aquellos con cuotas de inscripción.

Revista: Vasos comunicantes

APTIJ: Asociación Profesional de Traductores e Intérpretes Judiciales y Jurados

La Asociación Profesional de Traductores e Intérpretes Judiciales y Jurados (APTIJ) reúne a los profesionales de la traducción y de la interpretación que actúan en los diferentes tribunales de España asistiendo y auxiliando a la Administración de Justicia, así como a los traductores e intérpretes jurados nombrados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación o por las Comunidades Autónomas con competencias en la materia.

Algo de historia:

La asociación nace de la imperiosa necesidad de agrupar oficialmente a nuestro colectivo. El objetivo primordial es conseguir que tanto el Ministerio de Justicia como las Comunidades Autónomas con competencias en materia de justicia valoren y reconozcan la labor del traductor e intérprete, ya que pese a la antigüedad e importancia de esta profesión, sigue siendo la gran desconocida y lo que es peor, la gran perjudicada.

Código deontológico:

La APTIJ entiende que la actuación de los intérpretes y traductores en los tribunales debe de responder a unos determinados criterios de actuación éticos y profesionales en aras de poder desempeñar una labor que asegure no solamente el buen funcionamiento de la Administración de Justicia, sino que salvaguarde también las garantías procesales y los derechos profesionales de todos los implicados en un proceso.
Es por ello que APTIJ dispone de un Código Deontológico para Intérpretes y Traductores Judiciales y Jurados cuyo objetivo es garantizar la buena ejecución de la función, tan sumamente significativa y trascendente, que los intérpretes y traductores tienen encomendada.

AICE: Asociación de Intérpretes de Conferencia en España

Algo de historia:

En 1968, un grupo de intérpretes funda AICE con la vocación de colaborar en el despegue de la economía española.
Paralelamente a dicha expansión, AICE se consolida como Asociación de referencia en un mercado que cada vez exige mayor profesionalización. AICE hace de esta demanda su principal valor diferenciador. En 1976, el programa de TVE «La Clave» les de voz. Gracias a la interpretación simultánea, miles de españoles siguen desde sus casas las tertulias de los invitados internacionales. En 1986, con la adhesión de España a la Unión Europea, la demanda de intérpretes de calidad sigue en alza, lo que requiere un mayor grado de especialización en diferentes áreas y disciplinas. AICE transforma esta dificultad en su principal fortaleza. A día de hoy, AICE está sólidamente asentada en el mercado y fiel a sus principios, y atenta a las nuevas demandas del cliente. Han pasado de ser las voces de «La clave» a prestar su voz en la retransmisión de guerras, funerales de Estado, debates presidenciales e incluso en el conocido «El Hormiguero».

Especialización:

Los intérpretes de AICE cuentan con amplia experiencia y un elevado nivel de especialización en gran número de disciplinas.
Especialización en los diferentes sectores de actividad: colaboran con clientes de todos los sectores de actividad, lo que les ha permitido especializarse en gran número de áreas y disciplinas como medicina, farmacia, ingeniería, informática, tecnologías de la información, finanzas, cultura, política, biología y deportes, entre otras.

Objetivos:

La misión de AICE es garantizar una comunicación multilingüe eficaz entre los participantes en encuentros en los que se utilizan diferentes idiomas.
AICE vela por la formación y el desarrollo de sus asociados, en particular, así como por la defensa de los intereses y la excelencia de la profesión, en general.
AICE también tiene como finalidad informar y establecer vínculos de comunicación permanentes con todas aquellas personas o colectivos con interés en el sector de la interpretación.

Asetrad: Asociación española de Traductores, Correctores e Intérpretes

Las cosas se mueven en nuestro entorno a enorme velocidad: cambian la estructura de los mercados, las herramientas de trabajo, los ámbitos de influencia, las prestaciones que ofrecemos o que esperan de nosotros...

Esta evolución, que será positiva en muchos aspectos, ha aumentado también la fragilidad de la situación de estos profesionales:
  • La mundialización del mercado de la traducción ya es un hecho, que está afectando incluso a los que se consideraban más resguardados, pero es sobre todo un potencial de desarrollo a nuestro alcance.
  • Los cambios en los procesos de edición y en la gestión editorial han llevado al aislamiento de los correctores, justo cuando su trabajo comienza a demandarse en otros sectores, con otros métodos y técnicas.

En este contexto, es mucho más importante que nunca que los profesionales del lenguaje estén unidos. Para que la información pueda circular, para romper el aislamiento, para imponer nuestras condiciones, para aprender y sacar partido de lo que aprendamos, y para contar con un respaldo que nos permita pisar fuerte: conseguir el reconocimiento de nuestras profesiones.

Asetrad nace con la vocación de aglutinar a todos los traductores, correctores e intérpretes. Aunque se trata de una asociación con sus raíces en España y acogida a la legislación española, estamos abiertos a los profesionales de todo el mundo y, en este sentido, al igual que los mercados, hemos optado por no tener fronteras.

Para más información sobre la mesa redonda de asociaciones que llevamos a cabo el 12 de diciembre de 2013, pinche aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada